El equipo en funcionamiento

Viene de ➡ Casos complejos y equipos interdisciplinarios

 

*⃣ Hay acuerdos iniciales que entre los integrantes del equipo reconocemos como válidos: qué hace cada uno de nosotros, porqué la familia decidió consultarnos, qué proponemos para ayudar al paciente.

*⃣ Desde la intervención interdisciplinaria vamos a construir un modelo donde desde las distintas especialidades se va a trazar el perfil del niño/a y su familia y se va a proponer un plan de tratamientos.

*⃣ Seguramente si hay más de un profesional, el abordaje va a ser múltiple e intensivo.

*⃣ Hay un primer tiempo en el que cada especialista que se incorpora al trabajo de equipo, necesita reconocer las características del paciente y decidir los objetivos de su trabajo.

*⃣ Progresivamente va a traer su perspectiva al trabajo del equipo.

*⃣ Esa lectura que este nuevo terapeuta vaya haciendo, permitirá hacer nuevas reformulaciones a los demás.

*⃣ Estas relecturas que vamos haciendo en momentos programados, o espontáneamente en los intercambios que se van dando, son evaluaciones parciales que hacen que el proceso sea bien interactivo y que nos permite plantear objetivos razonables, de los cuales todos participamos.

*⃣ Vamos escuchando y leyendo los movimientos en la evolución del niño/a y su familia y decidiremos lo oportuno de determinadas acciones nuestras.

*⃣ La familia como eje central debería recibir la atención y cuidado de ser preservado de los vaivenes entre nosotros y las nominaciones que hacemos del asunto.

*⃣ No debemos perder de foco la incertidumbre con que viven los padres y familiares del niño acerca de sus posibilidades.

*⃣ Reconocer que la pareja parental generalmente se enfoca en el niño frágil, cambiando de algún modo el vector de relaciones entre ellos y con los otros hijos. Estar atentos a que tal vez sea necesario ampliar nuestra intervención, más allá del/la paciente en particular.

*⃣ Favorecer y respetar la autoridad de los padres en todas las decisiones que ellos necesiten tomar. Incluyendo cambiarnos como terapeutas, dar por finalizado nuestro trabajo, o hacernos sugerencias.

*⃣ Trabajar con respeto por la imagen que la familia tiene del niño.

*⃣ Respetar y comprender los tiempos familiares tanto de evolución y de ajuste a las indicaciones, como a las etapas meseta.

*⃣ Respetar que las familias tienen coincidencias o diferencias ideológicas con nuestros planteos, lo cual puede motivar a que elijan otro tipo de abordajes.

*⃣ Ninguna decisión se debería tomar excluyendo al propio sujeto de nuestra intervención.

*⃣ Confiar en el equipo. Una de las mejores situaciones es cuando en alguna reunión con colegas, el otro dice algo que yo podría decir. Seguro que es en otro estilo, usando otros términos, pero sé que lo que dice va a estar bien. Hay acuerdos previos que integran visiones.

 

Hay equipo

 

¿Cómo sabemos si estamos trabajando conectados en un equipo que de verdad acompaña a los procesos de la familia?

Cuando la información e iniciativas toman un sentido circular, sin estratos designados.

Cualquiera de los especialistas puede iniciar una pregunta.

La fono, el terapeuta, la psicopedagoga, la maestra integradora.

Y esa duda o dilema, activa en los demás reflexiones que promueven el aporte.

Esta dinámica hace crecer la presencia del niño, sus interrogantes y todas sus posibilidades en cada uno de nosotros.

Cada una de las situaciones con las que nos encontramos, se volverán situaciones de análisis desde cualquiera de los puntos de vista de los especialistas para poder dar una respuesta. Esa dinámica por sí misma, más la información objetiva valor oro de la realidad de este paciente en los entornos naturales (contexto familiar o escolar por ejemplo)  harán que cada uno de los que trabajamos desde una situación de “laboratorio”, tengamos la posibilidad de ampliar nuestra intervención.

Y que la capacidad de adaptación a todos los entornos en los que la vida de este niño se desarrolla sea cada vez más satisfactoria. No estaremos solamente trabajando nuestro objetivo particular, sino que lo que hagamos podrá extenderse hacia otros ámbitos en los que el niño se mueve.

Y que son los reales, para eso trabajamos.

 

María Inés Acuña

Psicopedagoga

Por | 2018-12-18T19:50:14-03:00 noviembre 28th, 2018|[La interdisciplina]|2 Comentarios

  1. Paula diciembre 3, 2018 at 12:31 am - Reply

    Sabías palabras! La generosidad del saber y el entender el beneficio del trabajo interdisciplinario, es un «tema» para muchos… Es realmente muy interesante ver la evolución de cada paciente desde un abordaje integral… más allá de títulos y trayectorias profesionales, cuando sólo es prioridad NUESTRO PACIENTE…Te sigo leyendo!

    • María Inés Acuña diciembre 3, 2018 at 3:02 pm - Reply

      Muchos cariños y gracias Paula!

Deje un Comentario